Lesezeit/Tiempo de lectura: 4 minuten/minutos

Recientemente probé hacer una sopa de tortillas – una comida muy típica mexicana. Algo imprescindible: el chile. Pero hay tantas variaciones. Y aquí empieza el lío para un extranjero …

… porque sin chile, una comida en México no está completa. Es que prácticamente siempre vas a saborear la verdura picosa y menos picosa en las comidas de aquí. El problema consiste en cuanto debes agregar a tu plato, para que la puedas disfrutar sin buscar desesperadamente un vaso de agua (que, por cierto, no sirve).

Así que hay que saber, informarse, preguntar – y probar: Una vez quise hacer una típica salsa verde (la cual acompaña prácticamente todo tipo de comida) con unos tomates verdes. A diferencia de la denominación en Europa, los tomates rojos se llaman aquí “jitomates” – y los verdes “tomates”. Estos, una vez lavados y hervidos, se echan a una licuadora, junto con lo que te apetece, por ejemplo un diente de ajo, cebolla, un poco de agua, pimiento y chile.

Mucho chile es de vez en cuando demasiado chile

Fue ahí que cometí el error al adjuntarle a mi mezcla prevista no solo un chile poblano – verde oscuro y poco picante, sino dos. Y además le puse un chile serrano entero, que esos sí pican.

El resultado tras machacarlo fue que la salsa era casi imposible de consumir, picaba. La próxima vez puse solo un chile poblano, medio, y un trozo del serrano. Aun así me daba la sensación que picaba …

En realidad existen muchos tipos de chiles: Los hay que son mansos en el sabor y otros que hubieras preferido no haberlos mordido. Los “inofensivos” son por ejemplo los llamados pimientos morrones, que en España y Europa se conocen como “páprika”. Los “peligrosos” son por ejemplo el chile habanero o el serrano. Más podeís leer aquí al final del artículo.

Sopa de tortilla

Sopa de tortilla

Hace poco por ejemplo, al preparar la mencionada sopa de tortilla, me encontré con otros dos tipos de chile – o chili en náhuatl, uno de los idiomas prehispánicos del México antiguo. La razón: quise hacer una sopa de tortilla.

La sopa de tortilla, o sopa de azteca, es una comida típica de México: Consiste de un caldo elaborado con chiles, ajo, cebolla, tomate verde o jitomate rojo y demás ingredientes a tu gusto – todos machacados previamente en una licuadora eléctrica o un tradicional molcajete (una fonda de piedra volcánica con un mortero) y siguiente freído en una sartén. Al final le agregas rajas de tortillas de maíz previamente asadas para que estén estas crujientes. Ponle por encima algo de crema y aguacate y listo. Muy rico :-).

Pero, ¿cuál chile usar para la sopa de tortilla? Si checas las recetas o preguntas, se recomienda el chile guajillo o chile ancho. Y aquí como extranjero hay que tener cuidado: El chile guajillo pica. El chile ancho no. El ancho es la versión seca del chile poblano. No pica (bueno, por lo menos ligeramente). El guajillo igualmente es seco y proviene del chile mirasol, una especie picante.

chile ancho y guajillo
Casi igual, pero en realidad no lo son: Chile ancho a la izquierda, chile guajillo a la derecha.

Seguí los consejos de nuestra amable señora de ayuda que me ayudó con las tortillas y la que me aconsejó con su experiencia de cocina por favor no usar el guajillo: “Los niños no lo van a comer.”

Así que zarpé a la tiendita del barrio a buscar chile ancho. Con la bolsa de cien gramos de vuelta (lo que equivale a unos seis o siete chiles), limpié cuatro de ellos y enguajé, corté en pedazitos y los puse en el molcajete. Modifiqué un poquito la receta al ponerle además elotes de la lata y un poco de tomate liquido. El resultado tras asar la mezcla machacada: deliciosa, la sopa.

La próxima vez probaré el guajillo. ¿Qué realmente pica? En la losabetodo Wikipedia se presume que el guajillo es de sabor moderado. Así que habrá que verificarlo. Ya saben: el chile hay que saberlo y probarlo …
Miguel Castro/voyyestoy.com


¿Sabías qué …

… el chile es una de las verduras típicas de México? Existe un valle al este de la cuenca de la hoy Ciudad de México (precisamente en Tehuacán) en donde se descubrieron restos de chile de hace mucho tiempo.

… cuando llegaron los españoles a Ámerica, le dieron al chile el nombre de “pimiento”? Fue en alusión a la pimienta china que venían buscando los conquistadores y creyendo estar en Asia.

… la versión domesticada y suave del páprika europeo se conoce en México como “pimiento morrón”? Aunque sea original de España se cultiva también en el norte de México. Las otras especies de chile siguen conservando su denominación original.

… según el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México, el chile es presente en hasta el 90 por ciento de los platos mexicanos? El mayor consumo se da según la información del INAH con el chile jalapeño, que en forma seca de llama chipotle y se usa por ejemplo para las famosas tortas.

… otros chiles son el guajillo seco (mirasol en fresco), el poblano (ancho en seco), el chilaca (pasilla en seco) o el serrano? Y porfa, cuidado con el chile habanero. Se cultiva en las tierras calientes de la peninsula de Yucatán. Y pica ….


Kommentar hinterlassen

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht.